///Cistitis en verano: Cómo prevenirla y cómo tratarla

Cistitis en verano: Cómo prevenirla y cómo tratarla

Durante el verano aumentan los casos de cistitis, infección de la parte baja de las vías urinarias. Especialmente entre las mujeres, ya que su uretra es más corta y, por lo tanto, las bacterias tienen menos recorrido hasta alcanzar la vejiga.

En esta época del año, además, solemos pasar mucho tiempo con el bañador o la parte inferior del bikini mojada, lo que favorece la reproducción de bacterias en la zona cercana a la uretra. Para evitar contraer una cistitis en verano, hoy queremos darte algunos consejos que te ayudarán a prevenirla, así como algunos métodos para tratarla.

5 consejos para prevenir la cistitis en verano

Es importante que sepas los distintos factores que pueden llegar a causarte una cistitis. De este modo, aprenderás a prevenirla y te asegurarás de no cogerla en esas vacaciones tan deseadas por un descuido:

  • Bebe, por lo menos, 1,5 litros de agua al día. Así, orinarás con más frecuencia y eliminarás cualquier bacteria que pueda haber en el tracto urinario.
  • No te aguantes las ganas de orinar, permanecer mucho tiempo con la vejiga llena podría hacer que se desarrollen bacterias en la misma.
  • Trata de orinar antes y después de mantener relaciones sexuales. Te asegurarás de expulsar cualquier bacteria que pueda haber quedado en la uretra durante el acto.
  • Utiliza ropa interior de algodón para asegurar una correcta transpiración de la zona. La ropa interior ajustada, y de otros materiales, puede aumentar la temperatura y provocar humedad en la zona.
  • Llevar un bañador de repuesto cuando vayas a la piscina o a la playa. Debes evitar pasar mucho tiempo con el bañador mojado. Es preferible que te cambies después de bañarte.

Tratamiento para la cistitis

Si tienes necesidad constante de orinar, escozor o picor en el momento de miccionar u orinas turbias, incluso con sangre, deberás acudir al médico para que te haga un análisis de orina y te recete un tratamiento antibiótico.

No obstante, este tratamiento puede acompañarse de complementos alimenticios que contribuyen al equilibrio de la microbiota vaginal y de las vías urinarias. Estudios clínicos ya han demostrado su efectividad, tanto en la prevención de la cistitis como en la recuperación. Desde Farmacia Rocafort te recomendamos concretamente dos tipos de tratamientos; los probióticos Cysteel o Feminabiane, ambos con una composición rica en arándano rojo americano que ayuda a impedir la adhesión de las bacterias a la vejiga.

Por |2020-08-04T09:50:02+00:0008, 2020|Consejos, Higiene|Sin comentarios

Sobre el autor:

Deje su comentario

× Haz tus consultas