///¿Qué le pasa a mi cabello con el sol?

¿Qué le pasa a mi cabello con el sol?

Verano, sol, calor, playa, piscina… Estábamos deseando que todos esos factores confluyeran y, ahora que lo hacen, caemos en la cuenta de que son los peores para nuestro pelo. Cuidar de nuestro cabello en verano es tan importante como cuidar de nuestra piel, pues con independencia de cómo sea tu cabello, si lo llevas teñido o apuestas por lo natural, los efectos nocivos del sol, la sal y el cloro son idénticos en todas las melenas. Es cierto que no existen los milagros y que pasar por la peluquería cuando llegue septiembre es síntoma de que hemos pasado un buen verano, pero siempre podemos paliar los efectos nocivos que el verano tiene en nuestro cabello. Hoy en Farmacia Rocafort vamos a hablar de todos estos cuidados.

Cómo daña el sol al pelo

El pelo está recubierto de una capa de lípidos y agua que envuelve la superficie y lo protege. La parte más externa del pelo está recubierta por escamas que van selladas. Cuando el cabello está castigado, pierden la unión entre ellas y se abren, perdiendo el agua y los lípidos. Es entonces cuando el interior del cabello queda expuesto y deshidratado.

En verano estamos sometidos de manera continuada a la exposición de las radiaciones ultravioleta del sol, al contacto con la sal del mar, al cloro de las piscinas, al viento, a la humedad, etc. Todo ello afecta a la integridad y bienestar del cabello. Como ocurre con la piel, dosis pequeñas de sol no afectan al cabello, pero una exposición prolongada y sin protección castiga el pelo y produce algunos daños como los siguientes:

  • Modifica la textura: los rayos UVA y los UVB modifican la textura y la apariencia del cabello.
  • Rompe las puntas y aclara el color: el sol es responsable de la oxidación y formación de radicales libres, lo que hace que se altere la cisteína. La cisteína es un aminoácido no esencial y principal constituyente de la queratina. Esto hace que se rompan las puntas y la melanina se aclare.
  • Deshidrata y favorece la pérdida de flexibilidad: esto hace que el pelo se vea más áspero, quebradizo y sin vitalidad. Además del sol, el cloro de las piscinas, la sal del mar, la arena, el viento y la humedad, afectan al equilibrio del cabello.
  • Hace que el pelo sea más quebradizo: el cabello se torna poroso, seco y sin luz.
  • Altera la cutícula: el calor provoca que se altere la cutícula, dando como consecuencia una pérdida de agua, aminoácidos, lípidos y pigmentos.
  • Picor: el agua del mar y la piscina puede hacer que el pelo se irrite, teniendo la sensación de picor o quemazón.

Para ayudarte con el cuidado del cabello, en Farmacia Rocafort contamos con los champús de Phyto Plage, con una gama dedicada exclusivamente al cuidado del cabello bajo el sol; hidratan el cabello e incluso se pueden aclarar con agua de mar. Además, también existen champús específicos para cada tipo de cabello.

Es el momento de empezar al cuidarte el cabello, tal y como te cuidas la piel. ¡Aún queda verano para poder disfrutar!

Por |2022-08-05T07:53:21+00:0008, 2022|Consejos, Cuidado capilar|Sin comentarios

Sobre el autor:

Deje su comentario

× Haz tus consultas