///¿Impedimos la absorción de Vitamina D si usamos cremas solares?

¿Impedimos la absorción de Vitamina D si usamos cremas solares?

Existe un eterno debate sobre si nuestro cuerpo es capaz de absorber y sintetizar la Vitamina D cuando usamos fotoprotectores para nuestra piel, ya que su protección puede impedir cualquier absorción de luz solar de nuestro cuerpo. Además, nos encontramos en un momento en que se intensifica el debate, ya que los expertos advierten de la importancia de sintetizar Vitamina D para favorecer nuestro sistema inmunológico frente a la actual pandemia de la COVID19.

Y lo cierto es que tal y como explica la Dra. Susana Puig Sardá, de Diagnosis Dermatológica, la protección solar superior a FPS 30 evita y/o dificulta la síntesis de Vitamina D, según el tipo de piel.

Sintetizar la Vitamina D de forma segura

Una exposición solar, en brazos y piernas, diaria de diez minutos es suficiente para sintetizar la Vitamina D. Exposiciones solares más prolongadas, en cambio, podrían llegar a saturar el sistema y dejarían de ser eficaces.

Por esta razón, es preferible que tengamos una exposición solar corta y diaria, frente a una exposición prolongada de un único día. En estas exposiciones diarias cortas se recomienda, o bien no usar protección solar si tenemos la piel oscura, o bien usar una protección menor a 30 si tenemos la piel más bien clara. Esta recomendación, únicamente sería aplicable durante 10 minutos. Si nuestra intención es pasar más de 10 minutos al sol, entonces se recomienda aplicar protección solar de más intensidad.

Tipos de protectores solares

Como hemos comentado anteriormente, para una exposición solar de más de diez minutos diarios, se recomienda el uso de protectores solares para evitar lesiones cutáneas, como quemaduras o incluso problemas más graves tras el paso de los años. Pero ¿Qué debemos tener en cuenta cuando compramos un protector solar?

Debemos tener en cuenta el factor de protección solar (FPS) que aporta el producto y elegir el que mejor se adapta a nuestras necesidades y tipo de piel. Para ello, multiplicaremos el tiempo que podemos estar expuestos al sol sin quemarnos, por el FPS del producto y de este modo, obtendremos los minutos que este es capaz de protegernos.

Es decir, si nuestra piel aguanta 10 minutos al sol sin quemarse (que es lo habitual) y nos aplicamos un protector solar 50 estaremos protegidos de las radiaciones durante 500 minutos.

Ahora bien, la protección también dependerá de la cantidad de protector solar aplicada, su frecuencia de aplicación y las actividades realizadas durante la exposición solar.

Por |2020-05-19T10:54:46+00:0005, 2020|Consejos, Cuidado de la piel|Sin comentarios

Sobre el autor:

Deje su comentario

× Haz tus consultas